Estás aquí: Inicio

Desde Veracruz llega a retirar mala suerte a delicienses

Armado de un pequeño maletín, donde trae pomadas para calambres y torceduras, amuletos, dijes, cuarzos, gotas, ajos chinos y unas pirámides, a Buda, además de una mesita y un tramo de franela donde coloca su “mercancía”, llegó desde Tihuatlán, Veracruz a las calles de Delicias un vendedor ambulante con algunos remedios para retirar la mala suerte y salaciones.

Por: Redacción
2017-11-27

 

Apostado en la esquina de Coppel, en contra esquina de Alsuper del Centro, a donde llegan la mayoría de los ambulantes, por ser un crucero bastante transitado, coloca sus productos, entre ellos la semilla de la abundancia para mejora del negocio, señala nuestro entrevistado que hay mucha gente que “tiene fe y creencia en esto y los utiliza para su cuidado”.


Gotas para la vista, carnosidad, vista cansada, miopía, y la preparación para quiotes, uña amarilla, ardor, comezón en solo 40 pesitos, señala el vendedor veracruzano, quien señala las ventas han estado buenas, pero que sólo va de paso.


Lo cierto es que conforme llega la entrega de ahorros y aguinaldos y se acerca la época decembrina empiezan a verse más vendedores ambulantes en la zona Centro de Delicias, algunos huyendo de la violencia en sus lugares de origen y buscando el sustento diario para sus respectivas familias.


Se ofrece también, dice este vendedor ambulante, que “Traemos las herraduras que se colocan en los negocios y mucha gente todavía nos busca y busca para la protección de los niños el ojo de venado, y también hay muchas personas que utilizan los cuarzos como amuletos y los cargan en las carteras o porta monedas”.


Destaca el vendedor, quien prefirió permanecer en el anonimato que mucha gente cree también en el Buda “El Iluminado” y los colocan en sus negocios.


De las pirámides dijo que estas son para alejar las malas vibras, las malas energías. “Las utilizan en forma de dijes o las tienen colocadas en su casa o negocios”.


Destacó el entrevistado que “ahorita lo que está mucho de moda, y la gente lo busca demasiado es a San Benito Abad”.


“Vamos de paso y aquí estamos para servirle”, dijo, como temiendo que fuera algún inspector de Gobernación, al tiempo que guardaba su mercancía, para seguir buscando el sustento diario para su familia.

 

Por JESÚS C. AGUIRRE MALDONADO (Texto y Fotos)

Comenta con tu cuenta de Facebook


Al momento


Obituario

 

 

Encontrar:Donde:
Encontrar:Donde: